Canal RSS

Gracia Abrumadora: El Nacimiento de la Fortuna

Pero este sentimiento no puede surgir sin que se esté en la relatividad de ese mundo superior. Sin eso, tales pensamientos no pueden surgir. Cuando se está en la relatividad de ese plano, el pensamiento de la gracia abrumadora también surge. Uno siente esa gracia, aunque se sienta descalificado en sí mismo. Y ése es el comienzo: La fortuna comienza allí; la necesidad es la madre de la invención. Sraddhâ ha venido mostrando tan gran prospecto al devoto y él está muy ansioso de obtener ese prospecto, pero fracasa. Ese fracaso está también en cierto sentido participando de una posición particular. Él está ya en la relatividad del Infinito, de otra forma no podría hacer tales declaraciones. ¡Es infinito! Sin importar el grado de realización que pueda haber alcanzado, él permanecerá insatisfecho debido a que eso es infinito. Na prema gandho s’ti darâpi me harau: “¿Existe tal realización en mí? No, no la poseo, porque es imposible poseerla”. No obstante, la posesión está allí en el sentido negativo: “Yo soy tan negativo”.

Esta es la naturaleza de la posesión negativa de lo positivo y así, ella puede atraer lo positivo. Entre más se encuentre en cierto lugar la característica negativa, más se encuentra atraído lo positivo. Ésa es la verdad subyacente.

Srîmatî Râdhârânî dice: “Tengo la más alta necesidad de Krsna”. El sentimiento de necesidad en la ausencia de Krsna no se encuentra en ninguna otra parte tanto como en su corazón. Y eso satisface a Krsna. Colocando a un lado todas las otras demandas, Él desea venir y satisfacer la demanda de ese corazón, donde el deseo por Él es del grado más elevado. ¿No es esto natural? Dedicación. Somos unidades o aspectos del grupo de la dedicación y no de la realización. La realización es una cosa estancada, ésta es una calificación en el mundo limitado. Pero en lo ilimitado tal actitud no puede permanecer. La naturaleza allí es ksudhâ.

Devoto: ¿Ksudhâ significa sed insaciable?

Srîla Srîdhara Mahârâja: Sí, sed insaciable, así que la más diminuta gota de néctar será saboreada como algo muy, muy dulce, refrescante.

Una vez en Madras, un caballero me preguntó: “¿Su más grande ideal es Caitanyadeva? ¿No es ése un concepto peligroso? Siempre loco con el deseo de algo, gritando y frotando Su cara contra la pared, tan intensa locura por el deseo de Krsna. ¡Eso es algo peligroso para nosotros! Deberíamos más bien estar temerosos de hacer de ese el ideal de nuestra vida”.

 

bâhye visa jvâlâ haya, bhitare ânandamaya

krsna premera adbhuta carita

Caitanya-caritâmrta, Madhya 2.50

 

“La extraordinaria característica del amor por Krsna se encuentra en los síntomas de angustia desesperada en el exterior y éxtasis en el interior”.

Sermones del Guardián de la Devoción: Tomo 2:  Capítulo 2:6

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: